La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Esquivias vende este libro donado por el autor para la causa Saharaui

Seguidores

sábado, 30 de mayo de 2009

En una jaima








La abuela Nguía


La vida en la jaima es un continuo bullir de personas que entran y salen. De niños que corretean. De gente que se acerca a la jaima a saludar a los recién llegados. La vida en la jaima es sobre todo la forma de vida en los campamentos. Lugar de encuentros, charlas, debates y te. Sobre todo, charlas y te.


En una jaima


____________________


________________


__________


Cuatro paredes de una lona gris


requemada por el sol en el desierto.


Es el salón, despacho. dormitorio


y el cuartito de estar en todo tiempo.


Un fogoncito de carbón humea


con la tetera encima. Viejo rito


de tomar el te verde mientras charlan


y levantan la espuma en los vasitos.


Huele a incienso... a cera perfumada


que te llena de aromas en silencio


y te impregna la ropa con esencia


de nómadas... de tiendas... de desierto.


Entra gente a la jaima que se sienta


y saluda con voz acompasada


preguntándote amable por los tuyos


intentando encontrar bellas palabras.


Los niños corretean por la jaima


y en un rincón la abuela va contando


los cien nombres de Al-lah mientras veloz


desgrana entre sus manos el rosario.


Y suena el chorro cuando cae al vaso


y huele a te, mezclado con incienso...


y reparten los vasos... -viejo rito


que se pierde en la historia de los tiempos-.


Cuatro paredes de una lona gris


quemada por el sol y por el tiempo.


Cuatro paredes que guardan con amor


la esencia de la vida en el desierto.


--------------------


----------


----








6 comentarios:

Antònia P. dijo...

¡Qué bellísimas palabras!
Un abrazo fuerte.

J. Fco. Bravo Real dijo...

Hola antonia, bienvenida. Casi has llegado antes que yo. Voy a ir poniendo algunos de los poemas del libro. Son como ya he dicho cosas vividas por mí, pero... creo que también por cualquiera que haya ido a los campamentos. Un abrazo igual de fuerte. ¿Sabes? esto une con lazos auténticos.

Sara Cobos dijo...

Juan Enhorabuena! cada día te superas a tí mismo,me encanta leerte y verte tan enérgico.

Besazos.

J. Fco. Bravo Real dijo...

Gracias, sobrina y bienvenida. Lo de enérgico, está bien, es como cuando me llaman chaval. Al fin y al cabo, es lo que soy. Un enérgico chaval de 65.
¿Que tal por Sevilla? Un abrazo a todos.

Samira dijo...

¡ Qué grata sorpresa encotrar a todo un escritor y que sienta y viva el sentimiento saharui de esta manera !.Leeré este libro como sumo gusto y lo animo a seguir con sentimiento y alma tan noble causa por un pueblo agradecido.
Un cordial saludo,
Samira

J. Fco. Bravo Real dijo...

Gracias Samira, creo que esta puede ser una forma más de luchar por la libertad de este pueblo amigo al que admiro sinceramente. Gracias en su nombre. Un abrazo.